Vestirse para el éxito profesional

Una imagen dice más que mil palabras, y en el mundo empresarial este dicho se cumple al pie de la letra. Y es que acompañar nuestros conocimientos y aptitudes con el estilo correcto, es una puerta abierta al ÉXITO.

Vestirse para el éxito profesional, no es ningún enigma, solo hay que saber elegir las prendas adecuadas según el trabajo que tengas, o el que quieras obtener. Por ahí dicen, vístete para el trabajo que quieres, no para el que tienes.

¿Es necesario contar con un gran presupuesto para vestirse adecuadamente? La respuesta es NO. La apariencia es actitud, es decir, qué quieres conseguir y cómo te arreglas para ello.

Digamos que ya has elegido el trabajo idóneo para ti, ahora tienes que presentarte a la entrevista y no sabes qué usar. Tranquilo, te diremos algunas opciones.

Evita a los enemigos de la imagen empresarial y profesional: barba y bigote descuidados, en el caso de los hombres. Arrugas y manchas en la ropa. En el caso de las mujeres, maquillaje excesivo, accesorios extravagantes, minifaldas o escotes, pues reflejan una imagen poco profesional.

Desde el punto de vista psicológico la apariencia es el espejo de emociones y pensamientos, es decir, de la forma en que vemos al mundo.

¿Tú qué proyectas? ¿Has pensado en ello alguna vez?

Si lo has hecho, ¡felicidades!, si no es así, estás a tiempo de dar un giro.

seguridad-confianza

Vestirse inteligentemente

Hay ocasiones que elegimos lo primero que salta por el closet. Y no solo eso, sino que mezclamos ropa de diferentes estilos, o para diferentes ocasiones, por ejemplo, ¿usar calcetines sport con traje? ¿Jeans rotos en la oficina? ¿Gorras, sombreros? Podría ser si trabajas en algún lugar relacionado con la moda. Pero si no, olvídalo.

Recordemos que no todos los trabajos exigen el mismo tipo de atuendos. Todo está en los detalles, en la combinación de telas, texturas, calzado y colores.

Hablando de colores, algunos que podemos elegir para dar una buena impresión en una entrevista de trabajo, son por ejemplo, el negro que representa seriedad y responsabilidad. El blanco, que representa sencillez e ingenuidad, elegir una camisa blanca nos brindará una imagen de transparencia muy útil para conquistar esa vacante que buscamos.

También puedes elegir el azul marino y gris, colores sobrios y elegantes; y no solo ésos, puedes optar por combinaciones de un color oscuro, como los ya mencionados, con algún tono claro como: azul cielo, beige, crema, o tonos pastel.

Evita, al menos para tu entrevista y quizá durante el trabajo, estampados muy extravagantes y llamativos, solo que seas el jefe o jefa.

Recuerda lucir impecable en tu entrevista, y vida en general de ser posible. Todo bien limpio y planchado, si no, de nada sirve elegir el color y la combinación correcta.  Y también ocúpate de tu cabello, elige el corte que mejor se ajuste a tus facciones, y péinalo bien.

vestirse-para-triunfar

Ya tienes el trabajo

¿Cómo vestirse apropiadamente?

Es simple, evita la mediocridad de la rutina, reinvéntate todos los días, vístete para triunfar. Alguna vez escuché una anécdota: un empleado que siempre se vestía impecable, más allá de lo que su puesto exigía, estuvo un día en el vestíbulo junto a su jefe, cuando el directivo de otra empresa visitaría la suya. Al llegar, el directivo invitado saludó primero al empleado, pensando que él era el jefe por la forma en que estaba vestido. Después de la confusión, se aclaró que el jefe estaba a su lado.

No sabemos si la historia es real o no, pero nos sirve de inspiración, para todos los días poner esmero en nuestra forma de vestir.  He visto personas que van con desgano a la oficina, con lagañas, sin peinar y la ropa arrugada. La imagen va más allá de un aspecto banal. Habla de cómo te sientes contigo mismo, ¿eso es lo que te das a ti mismo? ¿Es lo que quieres que los otros vean de ti?

Si tu trabajo requiere vestimenta formal todos los días

Tendrás que usar traje o algo de similar formalidad, es el caso de banqueros, altos ejecutivos, o prestadores de servicios profesionales. Puedes optar por los colores básicos: negro, azul marino, gris, café. Y si es posible, variar a colores más audaces, como rojo, azul rey, blanco, depende de tu trabajo. Los blazer, seas hombre o mujer, siempre serán tus mejores aliados, ya que puedes hacer múltiples combinaciones con ellos.

Si eres mujer

Puedes usar prendas con estampados marcados o leves si deseas dar una imagen de mayor accesibilidad, y lisas para mayor autoridad.

Hay una inmensidad de combinaciones de prendas para mujer ejecutiva, tema que abarcaría otra nota, pero seré breve:

-Pantalones de pierna ancha, combinados con blusas pegadas y fajadas. Con tacones sería lo ideal, y accesorios discretos.

-Blusas victorianas, con blazer, y pantalones rectos. Tacones altos o bajos sería lo ideal.

-Traje sastre, con blusa ajustada y fajada. Zapatillas altas o bajas, cuida que el pantalón cubra solo 1/3 de tu zapatilla.

-Vestidos rectos, lisos y/o con accesorios discretos. Tacones altos o bajos sería lo ideal.

-Faldas a la cintura, rectas y abajo de las rodillas. Con una blusa lisa fajada, y un collar. Tacones altos o bajos sería lo ideal.

-Zapatillas: opta por lisas o con texturas, según las prendas que llevas. Elígelas cerradas, dan un aspecto más formal y profesional.

ACCESORIOS

-Bolsa: no subestimes tu bolsa, ten al menos tres colores que puedas combinar en distintas ocasiones. Úsalas lisas, con algún detalle.

-Aretes: siempre lleva aretes pequeños o cortos, los grandes te restan profesionalismo.

-Reloj: usa uno discreto, los muy estampados o con brillantes, no lucen profesionales.

-Collares: úsalos sobretodo con blusas o vestidos lisos.

-Uñas: mantenlas arregladas, con algún esmalte liso, o brillo, bien cortadas y limpias.

vestirse-bien-mujer

Si eres hombre

Puedes variar los colores de tu corbata, es donde puedes jugar. Recuerda que las camisas lisas representan mayor autoridad, o carácter más fuerte. Si optas por estampados, líneas o cuadros, darás una imagen más accesible y creativa. Tú decides, o lo puedes variar según los días de la semana. Recuerda que el tipo de camisa que elijas debe ser coherente con el tipo de pantalón que portas.

Y para hablar de camisas, debería hacer otra nota, pero las describiré brevemente: 

-Camisas Tab: tienen el cuello puntiagudo (de verdad puntiagudo) hacia abajo. Solo llévalas con traje.

-Camisas Button Down: tienen botones en el cuello, y evitan que se levanten. Son más casuales.

-Camisas Cutaway: tienen el cuello separado, permiten lucir el nudo de tu corbata. Solo úsalas con traje.

-Camisas Contraste: son las que tienen el cuello de un solo color, y el resto de la camisa es de otro color. Puedes usarlas de forma casual o de vestir.

Ahora los tipos de puño de tu camisa, también definen si es casual o formal:

-Barril: es el puño clásico, puede ser formal o casual.

-Coctel: es el puño vuelto con botones, puede ser formal o casual.

-Francés: es el puño vuelto, ideal para usar mancuernillas. Muy elegante y formal.

ACCESORIOS

-Reloj: opta por relojes con correas lisas o texturas discretas. Los más elegantes para la noche son los dorados o plateados.

-Corbatas o moños: puedes ponerte creativo y jugar con texturas y colores, serán la cereza de tu look.

vestirse-bien-hombres

LOS ZAPATOS

Entre hombres, el calzado es un arma de poder, elije los más adecuados según tu look. Mantenlos siempre limpios. Si ya están desgastados, píntalos, si no quedan bien, consigue otros. Ten varios estilos: brogues, oxford, monk, botas tipo chelsea, botas de vestir.

Y entre mujeres, lo es aun más, hay miles de tipos de zapatos para mujer. Pero para el ambiente más casual de oficina, recomendamos los siguientes: oxford, monk, botas tipo chelsea, mocasines, kitten heel, loafers, scarpins, stiletto.

Los zapatos que elijan siempre serán un plus para vestirse bien.

Y para ambos sexos

Si su trabajo permite más flexibilidad al vestir, opten por combinaciones más audaces, con pantalones skinny fit, o tipo Dockers, con camisa o blusa, según sea el caso y un blazer liso o con texturas leves.

 

 

No se trata de gastar una fortuna en vestirte bien, se trata de buen gusto.

Leave a Response