Cada vez más jóvenes entre los 17 y los 21 años se plantean estudiar una carrera en línea, porque la universidad tradicional no da respuesta a sus necesidades. Los centennials son nativos digitales; rechazan las clases magistrales; valoran la formación práctica y enfocada a la empresa; tienen un perfil autodidacta y necesitan que el profesor sea algo más que un transmisor de conocimientos.

Por eso buscan formatos de aprendizaje alternativos. Hay casos de innovación para centennials en EE.UU. como Minerva. Es una plataforma en línea sin libros ni aulas. Los estudiantes viajan por 7 países y aprenden en un espacio virtual con el profesor y en colaboración con otros estudiantes. Minerva recibe cuatro veces más solicitudes que Harvard (20.000 peticiones anuales para 400 plazas).

La tendencia se va a extender a España. No como lo que hemos visto estos meses, a raíz de la pandemia. Estudiar en línea no es seguir las clases a través de Zoom, sino algo mucho más enriquecedor.

En la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), cien por cien en línea, hemos lanzado un Grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE) para centennials, con metodología Impact Learning. Se trata de una experiencia única en un entorno virtual de aprendizaje, más allá del ámbito educativo tradicional.

En el primer año se inicia el Grado oficial de ADE, y a partir del segundo el alumno puede seguir con esa titulación o bien decantarse por uno de estos otros cuatro grados: Contabilidad y Finanzas, Marketing, Recursos Humanos y Publicidad.

La metodología Impact Learning aporta dos innovaciones. En primer lugar, el aprendizaje colaborativo: el estudiante no se forma mediante clases pasivas, sino que en grupos de veinte personas analiza, investiga y trabaja en colaboración con el profesor y otros alumnos para ‘aprender haciendo’.

Además, el estudiante participa en hackathons (eventos presenciales de cocreación) en varias ciudades de España; y en bootcamps (o cursos breves de entrenamiento) en distintos países; y hace un Programa de Liderazgo en Miami, combinando la enseñanza virtual con la presencialidad de alto impacto.

Y en segundo lugar, el Grado en ADE Impact Learning de UNIR está enfocado al mundo profesional. Desde el primer curso, el alumno «adopta» un negocio y aborda casos reales de empresas; debe resolver retos colectivos propuestos por compañías de primer nivel y exponer la solución ante los directivos. Adquiere así visión empresarial. Además de un tutor académico y un coach, el estudiante cuenta con un mentor personal, del mundo de la empresa.

El objetivo es que el estudiante logre un perfil versátil y creativo. Las empresas ya no se conforman con que el candidato posea un título, quieren que tenga soft skills. El Grado en línea de UNIR proporciona cuatro súper competencias: pensamiento crítico, creatividad, resolución de problemas y toma de decisiones. Y la capacidad de trabajar en equipo, especialmente valorada en el mundo profesional.

Elaborado por Eva Asensio, Vicedecana de la Facultad de Empresa y Comunicación de la Universidad Internacional de La Rioja

FUENTE: https://www.eleconomista.es/ecoaula/noticias/10761637/09/20/Grados-universitarios-en-linea-una-tendencia-imparable-entre-los-centennials

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *